Ingredientes

El control estricto de los cerdos procedentes de las mejores granjas de proximidad, así como el trabajo en los obradores y la situación de los secaderos en la plana de Lleida son factores determinantes del carácter de todos los embutidos de Cal Bosch.

En Cal Bosch seguimos un método de elaboración totalmente artesanal que culmina con un producto de carácter único. Nuestros productos son resultado de un proceso tradicional y de una selección de ingredientes de calidad que han ido incorporando pequeñas variaciones. El hecho de elaborar los embutidos uno a uno y con mucha cautela nos permite dar un carácter propio a cada pieza, cosa que es muy difícil de conseguir en las producciones industriales.

En todos los casos, la materia prima es carne fresca del día que después se pica, se amasa con las especies y condimentos necesarios y finalmente se embute con tripa natural.

1x1_Xistorra_1
1x1__Catalana_3_Bona
1x1_Xorico_5

El carácter y sabor de cada embutido es causa de una serie de elementos que se consiguen durante el proceso de elaboración y que acaba definiendo si el producto final es fresco, cocido o curado.

Los productos frescos son los que no pasan por ningún proceso de cocción ni de curación. La longaniza tierna y la chistorra son un ejemplo.

Los productos cocidos se hierben con la carne picada, condimentada, amasada y embutida, respetando los diferentes tiempos dependiendo del tipo de embutido que se elabora. Butifarra blanca, butifarra negra, bull blanco y negro y catalana son productos que pasan por procesos de cocción.

Y los productos curados necesitan de diferentes tiempos dependiendo del producto. Se secan y se curan en un secador situado en nuestro obrador. Fuet, chorizo y sobrasada son productos curados.